Analizador breve de TOC eficaz para su uso en niños de distintas edades

Se estima que hasta el 3% de los niños y adolescentes tienen un trastorno obsesivo compulsivo (TOC), y aproximadamente el 20% de las personas en los EE. UU. Con TOC experimentaron la aparición de los síntomas a los 10 años o antes.1 Sin embargo, se cree que las estadísticas subestiman el número real de jóvenes que padecen el trastorno. Investigación publicada en BJPsych Open examinó la validez de la prueba de detección breve de trastornos obsesivo-compulsivos (SOCS), junto con su utilidad para detectar el TOC en niños de un rango de edad más amplio que el estudiado anteriormente.2

La identificación oportuna de los síntomas del TOC es esencial para garantizar un tratamiento adecuado, y existen numerosas herramientas de evaluación que se pueden utilizar para evaluar dichos síntomas en niños y adolescentes. La escala infantil obsesiva-compulsiva de Yale-Brown (CY-BOCS) es una evaluación basada en entrevistas que se usa comúnmente en la práctica psiquiátrica, por ejemplo, y el Inventario obsesivo compulsivo: versión infantil (OCI-CV) y el Inventario obsesivo compulsivo de Florida para niños (C-FOCI) son algunas de las medidas de autoinforme disponibles. Sin embargo, cada una de estas herramientas presenta ciertas limitaciones relacionadas con cuestiones como la longitud y la accesibilidad.

El Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención (NICE, por sus siglas en inglés) recomienda que los jóvenes en riesgo de TOC se sometan a exámenes de detección en una variedad de entornos, incluidos la práctica general y las clínicas comunitarias, utilizando el SOCS. Esta herramienta de autoinforme de siete elementos requiere una de tres respuestas a cada pregunta: 0 para «no», 1 para «un poco» y 2 para «mucho». Los primeros 5 ítems evalúan síntomas como el control, el lavado y la exactitud, mientras que los otros 2 ítems se refieren al deterioro y la resistencia asociados con los síntomas. La puntuación total de todos los elementos representa la puntuación SOCS.

Aunque los hallazgos anteriores demostraron que el SOCS tenía una buena consistencia interna y sensibilidad cuando se usaba en niños, persisten algunas limitaciones, incluida la validez convergente / divergente incierta y la confiabilidad prueba-reprueba, así como el estrecho rango de edad (11-15 años) en el que el La herramienta se ha mostrado prometedora.

Los autores del estudio actual buscaron probar aún más la validez del SOCS y explorar su utilidad con niños y adolescentes de diversas edades y entornos. La muestra incluyó a 46 niños y adolescentes varones y 48 mujeres con un diagnóstico DSM-IV de TOC y 880 controles sin TOC. A los participantes, con edades comprendidas entre los 9 y los 19 años, se les administró el SOCS, así como el OCI-CV, C-FOCI y CY-BOCS.

Los resultados indican que el SOCS tiene buena confiabilidad, sensibilidad y especificidad moderadas (61% y 60%, respectivamente) y asociaciones cercanas con los resultados de otras evaluaciones de TOC. Un análisis más detallado reveló que la herramienta predijo TOC con una tasa de precisión del 90,3%.

El SOCS es más corto y menos engorroso que muchas otras herramientas diseñadas para detectar el TOC en niños y adolescentes. Los presentes hallazgos respaldan su utilidad como una herramienta de detección eficaz en entornos divergentes y en un rango de edades.

Referencias

1. Walitza S, Melfsen S, Jans T, Zellmann H, Wewetzer C, Warnke A. Trastorno obsesivo-compulsivo en niños y adolescentes. Dtsch Arztebl Int. 2011; 108 (11): 173-179.

2. Piqueras JA, Rodríguez-Jiménez T, Ortiz AG, Moreno E, Lázaro, L, Godoy A. Validación del Screener Corto de Trastorno Obsesivo-Compulsivo (SOCS) en niños y adolescentes. BJPsych Open. 2015; 1 (1): 21-26.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *