Programa de TCC para TEPT, abuso de sustancias en mujeres transgénero con VIH

Según una investigación publicada en el Revista de drogas psicoactivas, un programa de terapia cognitiva conductual (TCC) de 12 semanas condujo a Reducciones en las medidas de trastorno de estrés postraumático (TEPT), alcoholismo y abuso de drogas en mujeres transgénero con VIH.1

Las tasas de VIH en las mujeres han aumentado sustancialmente, y las mujeres ahora representan el 23% de las personas con VIH en los Estados Unidos.2 Un número significativo de estudios ha encontrado tasas elevadas de exposición a traumas, como abuso físico, emocional o sexual, y TEPT en personas con VIH. Los hallazgos anteriores muestran que la tasa de TEPT en mujeres con VIH es del 30,7% en comparación con el 9,7% en la población general.3 Una historia de trauma está asociada con un mayor riesgo de exposición al VIH y peores resultados en personas con VIH.

Las mujeres transgénero de hombre a mujer tienen la prevalencia más alta de cualquier grupo (27.7%) y tienen tasas extremadamente altas de exposición a traumas, por ejemplo, hasta 69% por abuso sexual y 65% ​​por abuso físico.4,5 Las tasas de abuso de sustancias también aumentan en personas con VIH y se asocian con peores resultados de salud.

«A pesar de la alta tasa de TEPT y TUS concurrentes, y la evidencia de que el tratamiento es más efectivo si aborda ambas condiciones», pocos programas han sido diseñados para enfocarse en ambos, escribieron los investigadores actuales.6 6 Un programa de TCC llamado Buscando seguridad, que aborda ambos trastornos, se ha relacionado con una mejoría de los síntomas en muchas poblaciones diferentes. Sin embargo, el programa no ha sido evaluado en personas con VIH o mujeres transgénero.

El presente estudio investigó los efectos de Seeking Safety en 7 mujeres transgénero (74.4% negras; edad media, 42.3) con VIH y antecedentes de trauma y abuso de sustancias. El tratamiento consistió en 12 sesiones semanales de 2 horas. Antes del tratamiento y 2 semanas después del tratamiento, los participantes completaron las siguientes evaluaciones: la versión civil de la lista de verificación del PTSD (PCL-C); la prueba de detección de alcohol de Michigan versión corta (MAST-22); y la Prueba de detección de abuso de drogas (DAST-20). Los participantes también proporcionaron comentarios después de cada sesión.

Los resultados muestran reducciones en las 3 puntuaciones: 17.5% en el PCL-C, 23.9% en el MAST-22 y 68.8% en el DAST-20. Los comentarios de los participantes indican que los componentes esenciales del programa fueron el apoyo social y la composición del grupo de personas transgénero. Se necesita investigación adicional para investigar más a fondo los beneficios y el impacto a largo plazo de Seeking Safety en esta población de pacientes.

Referencia

1. Empson S, Cuca YP, Cocohoba J, Dawson-Rose C, Davis K, Machtinger EL. Buscando la terapia grupal de seguridad para el trastorno de uso de sustancias concurrente y el TEPT entre las mujeres transgénero que viven con el VIH: un estudio piloto. J Drogas Psicoactivas. 2017; 19: 1-8. doi: 10.1080 / 02791072.2017.1320733

2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). VIH entre mujeres. 2016. www.cdc.gov/hiv/group/gender/women. Consultado el 29 de junio de 2017.

3. Machtinger EL, Wilson TC, Haberer JE, Weiss DS. Trauma psicológico y TEPT en mujeres VIH positivas: un metanálisis. SIDA y comportamiento. 2012; 16 (8): 2091-2100. doi: 10.1007 / s10461-011-0127-4

4. Herbst JH, Jacobs ED, Finlayson TJ, et al. Estimación de la prevalencia del VIH y los comportamientos de riesgo de las personas transgénero en los Estados Unidos: una revisión sistemática. SIDA y comportamiento. 2008; 12 (1): 1-17. doi: 10.1007 / s10461-007-9299-3

5. Kenagy GP. Salud transgénero: resultados de dos estudios de evaluación de necesidades en Filadelfia. Salud y trabajo social. 2005; 30 (1): 19-26. doi: 10.1093 / hsw / 30.1.19

6. Najavits LM, Hien D. Ayudando a poblaciones vulnerables: una revisión exhaustiva de la literatura sobre el resultado del tratamiento sobre el trastorno por uso de sustancias y el TEPT. Revista de psicología clínica. 2013; 69 (5): 433-479. doi: 10.1002 / jclp.21980.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *